Blog de la Salud | Tecnología de Reproducción Asistida Parte 2
Sitio con artículos médicos de actualidad sobre cardiología, fertilidad, cáncer y más.
Cáncer, Cardiología, Cáncer, Fertilidad
16183
post-template-default,single,single-post,postid-16183,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Tecnología de Reproducción Asistida Parte 2

Tecnología de Reproducción Asistida Parte 2

Técnicas de Reproducción asistida:

Este artículo le ayudara a comprender las técnicas de reproducción asistida que han sido aceptadas como tratamiento medico para la infertilidad. Atreves de estos procedimientos muchas parejas, que de lo contrario tendrían una infertilidad intratable, han dado a luz bebes saludables.

  •  Inseminación Intrauterina.
  • Fertilización In Vitro.
  • Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

 

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

La inseminación artificial (IA) se define como el depósito de forma no natural de espermatozoides previamente capacitados en el tracto reproductor de la mujer.

Los objetivos principales de la inseminación artificial son:

  1. Asegurar la existencia de óvulos.
  2. Acercar los espermatozoides a la trompa de Falopio, Sitio natural de la fecundación.
  3. Mejorar e incrementar el potencial de fertilidad de los espermatozoides mediante la CAPACITACIÓN ESPERMATICA.

 

CAPACITACIÓN ESPERMATICA

La capacitación espermática emplea una serie de técnicas de lavado con soluciones especiales o con gradientes de diferentes densidades que eliminan del eyaculado, restos celulares, bacterias, leucocitos, espermatozoides muertos y lentos; al mismo tiempo se selecciona y concentra la población de espermatozoides más fértiles y se introducen al útero aumentando con ello las posibilidades de fecundación.

Indicaciones: La inseminación artificial se realiza en aquellas parejas que no se han podido embarazar debido a que:

  • La mujer tiene algún problema a nivel del cuello del útero como:alteración en el moco cervical, presencia de anticuerpos anti esperma, estenosis (estrechez), secuelas de conización, tratamiento con láser o criocirugía, etc.
  • El hombre muestra alteraciones en el semen como son disminución del número de espermatozoides y/o de su movilidad, disminución en el volumen del eyaculado, aumento excesivo en el número de espermatozoides, malformaciones anatómicas de su aparato reproductor o alteraciones funcionales de la eyaculación.
  • La pareja presenta una esterilidad inexplicable (aquella en que todos los estudios demuestran normalidad pero no se logra la fecundación) La inseminación artificial puede ser HOMOLOGA o HETEROLOGA.
  • La inseminación artificial homóloga es aquella donde se utiliza el semen del esposo.
  • La inseminación artificial heteróloga es cuando se utiliza semen de un donador (semen de banco), y se indica cuando el varón no tiene espermatozoides o cuando es portador de alguna enfermedad hereditaria.

 

Una vez lograda la fecundación, el desarrollo del embarazo es normal; el riesgo de presentar un aborto, parto prematuro o un bebé con una malformación congénita es el mismo que en un embarazo obtenido por coito vaginal.

Para incrementar el porcentaje de éxito se recomienda aumentar la cantidad de óvulos en el tracto genital femenino estimulando los ovarios con medicamentos que inducen ovulación múltiple (estimulación ovárica controlada). El seguimiento folicular indicará el momento de la ovulación y el día óptimo para la inseminación.

Cuando la muestra está lista para la inseminación se deposita en un catéter especial conectado a una jeringa; la paciente se coloca en posición ginecológica, se aplica un espejo vaginal estéril para localizar el cérvix (igual que en una exploración vaginal de rutina) y por su orificio se introduce el catéter hacia el interior del útero y se deposita el semen capacitado (inseminación intrauterina). Es un procedimiento indoloro, fácil de realizar y sin riesgos para la paciente.

No se requieren cuidados especiales, solo esperar 12 a 14 días para realizar las pruebas de embarazo y ver si el tratamiento tuvo éxito. Se recomienda administrar hormonas para ayudar a la implantación y buen desarrollo del embrión cuando la mujer logra el embarazo.

Dr Jesús Antonio López Navarrete

Sin Comentarios - ¡Sé el primero en comentar!

Publicar un Comentario