Blog de la Salud | ¿Por qué los médicos no suelen recomendar medicina alternativa junto a la quimioterapia?
Sitio con artículos médicos de actualidad sobre cardiología, fertilidad, cáncer y más.
Cáncer, Cardiología, Cáncer, Fertilidad
16120
post-template-default,single,single-post,postid-16120,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

¿Por qué los médicos no suelen recomendar medicina alternativa junto a la quimioterapia?

¿Por qué los médicos no suelen recomendar medicina alternativa junto a la quimioterapia?

Cuando usted compra un producto “milagro”, naturista, o alternativo. Cuenta con una leyenda que aclara que NO ES UN MEDICAMENTO Y SU USO ES RESPONSABILIDAD DE QUIEN LO USA Y QUIEN LO RECOMIENDA.

Esto hace, que la mayoría de los médicos que nos decimos científicos, no podamos sugerir el uso de dichos productos. Pero…. ¿Por qué? ¿Acaso somos beneficiados por la industria farmacéutica y recibimos gordos cheques por las ganancias que ellas reciben? ¿Tenemos la mala intención de no dejar que se descubra la cura del cáncer y con ello nos quedemos sin trabajo?

Por supuesto que la respuesta a dichas aseveraciones es NO. Y el motivo para ello, es que no contamos con la evidencia científica contundente y con un bajo riesgo de error (en pocas palabras con una investigación seria), en donde se demuestren los beneficios que dichos productos dicen tener. Hacer lo contrario, nos haría traicionar nuestra responsabilidad profesional, recomendando algo sin sustento sólido y en estas circunstancias, nuestra opinión tendría el mismo peso que la de alguien que no es médico ni sabe de medicina.

Por si esto fuera poco, cuando nos dicen que el producto que se empleará no hace daño porque es de origen natural, están faltando a la verdad. Porque nuestro organismo no distingue entre sustancias naturales y sintéticas al momento de procesarlas y eliminarlas de nuestro organismo.

Para simplificar lo que escribo, lo explicaré de la manera siguiente: todos los productos naturales o sintéticos, se procesan en algún órgano y hacen fila para ser sometidos a un proceso previo a su eliminación. Por lo que un producto que será administrado junto con la quimioterapia, de origen natural o no, podría colocarse en la fila por delante o detrás de la quimioterapia, acelerando o reduciendo la velocidad con que ésta se procesa. Esto nos podría dar una disminución de los síntomas de la Quimioterapia, pero a lo mejor sacrificando sus efectos sobre el tumor. O podrían retrasar la eliminación de la quimioterapia, incrementando los efectos adversos de la misma.

Precisamente, porque dichos productos no han sido estudiados junto a los medicamentos de quimioterapia de forma científica y con rigor metodológico, que permitan su uso de forma sistemática y justificada por los médicos, no podemos recomendarlos.

Asimismo, son precisamente estos estudios de alto costo y las investigaciones necesarias para que se encuentren los fármacos que son aprobados para uso en humanos, lo que los hacen tener costos elevados, pero a cambio, uno puede advertir a los pacientes sobre los efectos adversos. A sabiendas de que ya en estos estudios, se ha podido determinar lo que llamamos el riesgo-beneficio, y tenemos más probabilidades de ayudar al paciente contra la enfermedad que afectarlo de forma negativa.

Sin Comentarios - ¡Sé el primero en comentar!

Publicar un Comentario