Blog de la Salud | Muerte Súbita Parte 1
Sitio con artículos médicos de actualidad sobre cardiología, fertilidad, cáncer y más.
Cáncer, Cardiología, Cáncer, Fertilidad
16143
post-template-default,single,single-post,postid-16143,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Muerte Súbita Parte 1

Muerte Súbita Parte 1

La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado.
 
    

Existe una definición más formal, que es la utilizada en los estudios médicos: “muerte súbita es el fallecimiento que se produce en la primera hora desde el inicio de los síntomas o el fallecimiento inesperado de una persona aparentemente sana que vive sola y se encontraba bien en plazo de las 24 horas previas”.

Su principal causa es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada, por lo que deja de latir. La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos. Como es fácil comprender, se trata de una situación completamente devastadora.

Las medidas de reanimación cardiopulmonar pueden conseguir en muchos casos que la arritmia desaparezca y el paciente se recupere. Si por fortuna sucede esto, estaremos ante un ‘episodio de muerte súbita’ o ‘muerte súbita reanimada’.

Tipos de muerte súbita.

La muerte súbita aparece fundamentalmente en tres grandes situaciones:

  • La causa más frecuente de los casos, y con muchísima diferencia, es la enfermedad coronaria. La muerte súbita es una de las formas frecuentes en las que puede presentarse un infarto de miocardio.
  • Un grupo de pacientes mucho más pequeño, pero tal vez mucho más conocido, por la repercusión que han tenido en los medios de comunicación en varios casos recientes, está formado por pacientes jóvenes que sufren una parada cardiaca mientras realizan una actividad deportiva.
  • Finalmente, el término ‘muerte súbita’ se emplea también para describir el fallecimiento repentino de lactantes de menos de un año de edad. En estos casos, el problema es muy diferente, y aunque no se conocen bien las causas, se piensa que puede ser debido a la inmadurez del organismo para mantener el ritmo respiratorio.

Causas de muerte súbita

La muerte súbita se debe habitualmente a una arritmia cardiaca maligna:

La fibrilación ventricular.

Esta arritmia consiste en la aparición de un ritmo cardiaco muy rápido e irregular, que hace que cada uno de los músculos que componen el corazón se contraiga muchas veces, muy rápidamente y de forma muy desorganizada. La consecuencia es que el corazón pierde por completo su capacidad para latir de una forma normal, ya no es capaz de mandar sangre a la circulación. Por tanto, la presión arterial cae a cero y se anula el riego sanguíneo del cerebro y del resto del cuerpo. Cuando se detiene la circulación, el oxígeno y los nutrientes dejan de llegar a los órganos, que rápidamente empiezan a sufrir. Es importante saber que el órgano más vulnerable es el cerebro. Unos pocos minutos de parada cardiaca pueden ser la causa de lesiones cerebrales graves; de hecho, éstas son las principales secuelas en los pacientes que son reanimados.

La fibrilación ventricular no ocurre en corazones sanos. En personas mayores de 35 años, la causa más frecuente de muerte súbita es la arteriosclerosis coronaria y el infarto de miocardio. En las personas jóvenes y los atletas, las causas son más variadas, destacando dos alteraciones del músculo ventricular:

  • La miocardiopatía hipertrófica obstructiva.
  • La displasia arritmogénica de ventrículo derecho.

Se trata de dos enfermedades relativamente infrecuentes, con un componente genético importante, y en las que la muerte súbita puede ser la primera manifestación, a menudo provocada por el ejercicio físico intenso.

Dr Alberto Baños Velasco

Sin Comentarios - ¡Sé el primero en comentar!

Publicar un Comentario