Blog de la Salud | DISAUTONOMÍA
Sitio con artículos médicos de actualidad sobre cardiología, fertilidad, cáncer y más.
Cáncer, Cardiología, Cáncer, Fertilidad
16259
post-template-default,single,single-post,postid-16259,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

DISAUTONOMÍA

DISAUTONOMÍA

La Disautonomía es un trastorno provocado por problemas en el  sistema nervioso autónomo, el cual está encargado de regular aproximadamente el 90% de las funciones de nuestro cuerpo, que van desde órganos vitales, energía, reacción y emociones.

Se da, básicamente,  cuando el nervio vagal no funciona correctamente y altera todo el sistema nervioso autónomo.

Hay diferentes factores que afectan el funcionamiento correcto del nervio vago, como puede ser cualquier cambio repentino, como una emoción, infección, desvelo, fiebre, dolor, pararse rápidamente, o no sentarse en mucho tiempo, cambios bruscos de temperatura o cualquier cosa que altere el estado habitual de la persona, el regreso de la sangre no oxigenada que va de las piernas al corazón disminuye, es decir, la presión baja de forma radical y llega muy poco oxígeno al cerebro.

La Disautonomía se puede confundir con depresión, fibromialgia, fatiga crónica, hipotiroidismo o hipoglucemia.

SÍNTOMAS

  • Taquicardia.
  • Incremento anormal de frecuencia cardiaca.
  • Desmayo.
  • Visión borrosa, no enfocar bien.
  • Dolor de cabeza, desde leves hasta migrañas.
  • Necesidad de orinar frecuentemente.
  • Sed excesiva.
  • Vértigo.
  • Ansiedad.
  • Fatiga.
  • Temblores: temblores internos, sientes que te tiemblan los músculos aunque no se vean.
  • Opresión en el pecho: falta de aire o sentir el torax presionado.
  • Ruborización: sonrojarse por todo, además de sentir con facilidad el rostro caliente.
  • Desórdenes del sueño: el insomnio es muy frecuente, y falta de energía por las mañanas.
  • Sensibilidad a los estímulos: malestar por sonidos y luces fuertes por ejemplo.
  • Entumecimiento: de cara y extremidades.
  • Sudor frío: manos y pies sudorosos.
  • Manos frías: por la falta de circulación las manos siempre están frías.
  • Intolerancia a temperaturas extremas; el calor te sofoca y el frío te pone a temblar.
  • Intolerancia a medicamentos: hasta un antigripal puede hacerte sentir mal.
  • Problemas de azúcar: tu azúcar sube, baja o ambas.
  • Inflamación: es común experimentar inflamación, sobre todo de pies y cara.
  • Problemas digestivos: estreñimiento, diarrea, colitis, gastritis, inflamación, etc.
  • Intolerancia postural: sientes mareo o síncope al estar de pie por varios minutos.
  • Depresión: también puede deberse al fallo del sistema nervioso.

Para las personas que tienen disautonomía, es importante mantenerse hidratado, no debe estar de pie por mucho tiempo, evitar caminar despacio, cuidar el consumo abundante de hidratos de carbono y alcohol, evitar el calor excesivo  y deshidratación, se recomienda ejercicio aeróbico moderado, ya que mejora el retorno venoso, evitar las ciudades de altura y las montañas, en caso de anemia, ésta debe corregirse, ya que agrava el padecimiento.

TRATAMIENTO

La disautonomía no puede curarse, sin embargo es posible desarrollar un tratamiento para minimizar sus efectos. El médico puede recetar ciertos fármacos para tratar determinados síntomas o sugerir hábitos y rutinas (ejemplo: realizar ejercicio físico y beber agua).

Es necesario aumentar el volumen sanguíneo (Fluodrocortisona), aumentar la vasoconstricción (Midodrina) o bloquear el efecto de la norepinefrina (beta bloqueador). En ocasiones se pueden emplear combinaciones de estos medicamentos. El uso de ansiolíticos y antidepresivos es a veces necesario.

La Fludrocortisona:  es un potente mineralocorticoide cuya acción se debe a expansión del volumen sanguíneo y a la mantención del retorno venoso en posición de pie.

La Midodrina: es un agonista de los adrenorreceptores alfa, de acción periférica. Eleva la presión sanguínea, al aumentar el tono venoso y la resistencia vascular periférica en pacientes hipotensos.

Beta bloqueadores: Disminuiría la contractilidad miocárdica, reduciendo el receptor gatillante del ventrículo. Se emplea Propanolol o Metoprolol. Para algunos esta terapia no siempre es efectiva en disautonomía.

La Disautonomía es una condición médica frecuente que, por lo general, cursa sin ser diagnosticada y es causa de fatiga crónica, mareos, desmayos y mala calidad de vida, es importante visitar a su médico al sentir reacciones diferentes en el organismo.

 

Fuente: www.revistamoi.com/salud/que-es-la-disautonomia/

www.vix.com/es/imj/salud/148438/disautonomia-que-es-y-cuales-son-los-sintomas

No Comments

Post A Comment